Cargando...
Investigación en profundidad de los Bonos de la Serie I de EE. UU. por Investora
7 mess atrás por Matteo Rossi

Guía definitiva de los Bonos de la Serie I de EE. UU. por Investora

Comprender diversos tipos de opciones de inversión es crucial para el éxito financiero. Una herramienta de inversión que puede no ser tan familiar para algunos es el Bono de la Serie I de EE. UU. En esta guía, en Investora te llevamos a través de un examen exhaustivo de qué son los Bonos de la Serie I, cómo funcionan, las ventajas que ofrecen y cómo adquirirlos.

Desentrañando los Bonos de la Serie I de EE. UU.

Los Bonos de la Serie I de EE. UU. son bonos de ahorro del gobierno únicos que ofrecen características no negociables y generan intereses. El principal atractivo de estos bonos radica en su protección inherente contra la inflación debido a las tasas de interés duales que ofrecen: una tasa fija y una tasa de inflación ajustable que se modifica semestralmente.

Aquí hay algunos puntos clave para resumir las características principales de los Bonos de la Serie I:

  • Son bonos de ahorro del gobierno de EE. UU. no negociables y que generan intereses.
  • Ofrecen protección contra la inflación, salvaguardando el poder adquisitivo de los inversionistas.
  • No se pueden negociar en mercados secundarios.
  • Garantizan una tasa de interés fija durante la vida del bono y una tasa de inflación ajustable semestralmente.
  • Tienen un vencimiento de 30 años, que incluye un plazo inicial de 20 años y una extensión de 10 años.

Mecanismo de los Bonos de la Serie I

El objetivo principal de los Bonos de la Serie I es proteger a los inversionistas de los efectos erosivos de la inflación. Esto se logra mediante la estructura única del bono, que incluye una tasa de interés fija que se mantiene constante a lo largo de la vida del bono, junto con una tasa de inflación que se modifica cada mayo y noviembre. Esta estrategia se alinea con los cambios en el índice de precios al consumidor no estacionalmente ajustado (IPC-U).

Además, la tasa de interés fija es determinada previamente por el Secretario del Tesoro y se hace pública dos veces al año, al comienzo de mayo y noviembre. Esta tasa se aplica a todos los bonos de la Serie I emitidos durante los próximos seis meses, con intereses compuestos semestralmente, y permanece inalterada a lo largo de la vida del bono.

Un aspecto importante a considerar es que los intereses pagados en los Bonos de la Serie I son dinámicos y varían con el tiempo, lo que puede dificultar la predicción del valor del bono en el futuro.

Cálculo de las Tasas de los Bonos de la Serie I

La tasa compuesta del bono, que es básicamente la tasa real, se deriva al combinar la tasa fija y la tasa de inflación. Sin embargo, la tasa de interés del bono tiene un límite mínimo de cero impuesto por el Tesoro. Esto significa que si la tasa de inflación es tan negativa que compensa en exceso la tasa fija, la tasa compuesta se ajustará a cero. Así es cómo se calcula la tasa compuesta:

Tasa compuesta = tasa fija + (2 x tasa de inflación semestral) + (tasa fija x tasa de inflación semestral)

Por ejemplo, supongamos que la tasa fija es del 0,30% y la tasa de inflación semestral es del -2,30%. En ese caso, la tasa compuesta será de -4,31%. Pero dado el valor negativo, la tasa compuesta se ajustará a 0%.

Factores especiales a tener en cuenta

Los Bonos de la Serie I se consideran una inversión de bajo riesgo gracias al respaldo del gobierno de EE. UU., que garantiza que su valor de redención no disminuya. En consecuencia, los rendimientos de estos bonos son similares a los de las cuentas de ahorro de alto interés o los certificados de depósito (CD).

Los Bonos de la Serie I ofrecen flexibilidad en cuanto a las cantidades de inversión, que van desde un mínimo de $25 hasta un máximo de $10,000 anuales por número de Seguro Social. Se pueden mantener desde tan solo un año hasta un máximo de 30 años. Sin embargo, venderlos dentro de los cinco años resulta en la pérdida de los últimos tres meses de intereses.

Además, una característica especialmente atractiva del bono de la Serie I son sus beneficios fiscales. Si los ingresos del bono se utilizan para financiar la educación superior, los intereses quedan exentos del impuesto federal sobre la renta.

Adquisición de los Bonos de la Serie I

Puedes adquirir los Bonos de la Serie I de dos formas: a través del sitio web de Treasury Direct después de crear una cuenta o utilizando tu reembolso de impuestos sobre la renta. En este último caso, puedes comprar certificados en papel con un valor mínimo de $50.

Ingresos por intereses de los Bonos de la Serie I

Los ingresos por intereses de los Bonos de la Serie I están sujetos a impuestos a nivel federal, pero están exentos a nivel estatal y local. El Bono de la Serie I es un bono de cupón cero, lo que implica que los intereses se suman al valor del bono y generan intereses sobre intereses. El titular del bono puede elegir entre dos métodos de tributación: el método de efectivo, que grava en el momento del rescate del bono, o el método de devengo, que impone impuestos sobre los intereses acumulados cada año.

En ciertas situaciones, los ingresos de los Bonos de la Serie I pueden ser libres de impuestos a nivel federal, especialmente cuando se utilizan para financiar la educación superior.

Compra de Bonos de Ahorro de la Serie I

Para comprar bonos de ahorro de EE. UU., incluidos los bonos de la Serie I, visita el sitio web de TreasuryDirect del Tesoro de EE. UU. En caso de utilizar tu reembolso de impuestos federales para la compra, completa y envía el Formulario 8888 del IRS junto con tu declaración de impuestos. El IRS se encargará de enviarte los bonos.

Tasas de Interés Históricas de los Bonos de Ahorro de la Serie I de EE. UU.

La tasa compuesta para los bonos de la Serie I emitidos entre mayo de 2022 y octubre de 2022 fue impresionante, alcanzando el 9,62 por ciento. Esta tasa es aplicable durante los primeros seis meses de propiedad del bono. En el sitio web de TrasuryDirect.gov se encuentra una tabla detallada que muestra los componentes fijos y variables históricos.

Vencimiento de los Bonos de la Serie I

Los Bonos de la Serie I tienen un período de vencimiento de 30 años, que incluye un plazo inicial de 20 años seguido de una extensión de 10 años. Se emiten al valor nominal, lo que los convierte en una opción de inversión a largo plazo confiable.

Con un período de vencimiento de 30 años, los Bonos de la Serie I son una inversión a largo plazo diseñada para proteger tu poder adquisitivo con el tiempo.

Resumen

Como una herramienta de inversión segura y de bajo riesgo que ofrece protección contra la inflación, los Bonos de la Serie I ofrecen una opción viable para muchos inversionistas. Ya sea que estés planeando metas de ahorro a largo plazo o buscando diversificar tu cartera, comprender el funcionamiento de los Bonos de la Serie I es un excelente paso adelante.

Armado con este conocimiento, estás mejor preparado para tomar decisiones informadas y potencialmente mejorar tu estrategia de inversión. Como siempre, es esencial considerar cuidadosamente tus circunstancias financieras y consultar a un asesor financiero si es necesario. Recuerda que el camino de la inversión es continuo y cada paso cuenta para tu crecimiento financiero.


  • Comparte este artículo
Matteo Rossi
Matteo Rossi
Autor

Matteo Rossi es un experimentado experto financiero, competente en áreas de estrategias de inversión, bonos, ETFs y análisis fundamental. Con más de una década en el sector financiero, Matteo ha desarrollado un agudo sentido para determinar el valor intrínseco de los valores y descifrar las tendencias del mercado. Se especializa en ofrecer perspicaces conocimientos sobre bonos y ETFs, con una firme creencia en los principios de inversión a largo plazo. A través de Investora, aspira a educar a los lectores sobre cómo crear una cartera de inversión diversa que perdure en el tiempo. Fuera del ámbito financiero, Matteo es un apasionado entusiasta de la música clásica y un defensor comprometido de la conservación del medio ambiente.


Descubre artículos relacionados