Cargando...
Fondos Fiduciarios de Vivienda: Un Camino hacia la Vivienda Asequible
7 mess atrás por Laura Sanchez

El Rol e Impacto de los Fondos Fiduciarios de Vivienda (HTFs)

Los Fondos Fiduciarios de Vivienda (HTFs) son mecanismos significativos de financiamiento público que han sido fundamentales en la lucha por aumentar la vivienda asequible en Estados Unidos. Estos fondos, operados a nivel local, regional y federal, proporcionan consistentemente recursos monetarios para proyectos relacionados con la vivienda asequible. Desde su creación a finales del siglo XX, han evolucionado para adaptarse a los cambiantes climas socioeconómicos, ofreciendo un apoyo invaluable a individuos y familias en los tramos de bajos ingresos y extremadamente bajos ingresos. Vamos a adentrarnos en el fascinante mundo de los Fondos Fiduciarios de Vivienda, su origen, cómo funcionan, su impacto y las implicaciones más amplias para las comunidades y la economía.

Explorando los Fondos Fiduciarios de Vivienda

En su esencia, los Fondos Fiduciarios de Vivienda están diseñados para estimular la disponibilidad de viviendas de bajos ingresos, una práctica que ha crecido y se ha extendido desde la segunda mitad del siglo XX. Un ejemplo de un primer adoptante fue California, que estableció su fondo fiduciario en 1985. Inicialmente, California obtuvo su financiamiento de ingresos por la perforación de petróleo en alta mar, aunque el programa produjo resultados inferiores a lo esperado. Para complementar esto, el estado aprobó una emisión de bonos por valor de 2.1 mil millones de dólares en 2002.

Los fondos generados a través de los HTFs están destinados a financiar programas de vivienda asequible, cubriendo una amplia gama de costos asociados con tales empresas. Este financiamiento ayuda en la adquisición de viviendas, la construcción de nuevas viviendas asequibles, la renovación de viviendas no lujosas existentes e incluso la administración de subvenciones relacionadas con la vivienda y los costos asociados. Además, estos fondos a menudo garantizan que la vivienda permanezca asequible durante un número determinado de años. Por ejemplo, el financiamiento federal requiere que la vivienda siga siendo asequible durante un mínimo de 30 años.

Curiosamente, algunos HTFs también ofrecen asistencia a compradores de vivienda por primera vez, ampliando su alcance más allá de la vivienda asequible en alquiler. Actualmente, cuarenta y siete estados, junto con Guam, Puerto Rico y Washington, D.C., cuentan con programas de HTF. El Proyecto de Fondos Fiduciarios de Vivienda de Community Change estima que existen 605 HTFs administrados por ciudades y 157 HTFs administrados por condados en Estados Unidos.

En el actual clima socioeconómico, los Fondos Fiduciarios de Vivienda desempeñan un papel crítico, especialmente en entornos urbanos donde la demanda de vivienda asequible supera con creces la oferta. Proporcionan el impulso financiero necesario para permitir la construcción de nuevas unidades de vivienda asequible, así como la renovación y el mantenimiento de las existentes. Además, los fondos también desempeñan un papel importante en la revitalización de comunidades, impulsando la inversión en áreas que tradicionalmente han sido ignoradas por los desarrolladores privados.

El Rol del Fondo Nacional de Vivienda

El Fondo Nacional de Vivienda es un actor significativo en esta área. Establecido para estimular la recuperación tras la Gran Recesión, el NHTF es el fondo fiduciario de vivienda federal de Estados Unidos. A pesar de ser un programa autorizado a nivel federal, la responsabilidad de distribuir los fondos recae en los estados. Estos fondos deben ser entregados anualmente, con un 80% destinado al desarrollo, preservación u operación de viviendas de alquiler, otro 10% para la propiedad de vivienda y el 10% restante para gastos administrativos.

Sin embargo, el NHTF no depende del Congreso para las asignaciones anuales. En cambio, obtiene su financiamiento de Fannie Mae y Freddie Mac, las organizaciones federales de hipotecas para viviendas, que destinan una parte de sus nuevos negocios al programa. El año 2021 registró un flujo significativo de 711 millones de dólares en el fondo, marcando un notable aumento respecto a los 326.4 millones de dólares en 2020.

Este aumento señala la posibilidad de un crecimiento continuo en los próximos años. Desde su creación en 2016, el programa NHTF ha entregado aproximadamente 2 mil millones de dólares a los estados, impactando positivamente el panorama de la vivienda asequible en Estados Unidos.

El establecimiento del Fondo Nacional de Vivienda (NHTF) marcó un cambio de paradigma en la política federal de vivienda asequible, reconociendo el papel del gobierno federal en proporcionar viviendas asequibles para los más vulnerables. Al garantizar que los fondos se destinen a viviendas de alquiler, el NHTF aborda una brecha crítica en el mercado, atendiendo a hogares de bajos ingresos que no pueden permitirse ser propietarios y que a menudo quedan excluidos de las políticas habitacionales tradicionales.

Impacto de los Fondos Fiduciarios de Vivienda

Los impactos de los Fondos Fiduciarios de Vivienda son multifacéticos y profundos. Según el Informe Nacional de Producción del HTF de 2022, el dinero federal del HTF ha facilitado la adquisición, construcción o rehabilitación de 2,303 viviendas de alquiler. Entre estas, 1,010 unidades estaban destinadas a individuos solos, mientras que 156 fueron asignadas a familias que anteriormente estaban sin hogar. También se reservó una pequeña pero significativa parte de la vivienda para jóvenes que salen del sistema de cuidado de crianza.

El Consejo Nacional de Agencias Estatales de Vivienda ha argumentado que el Congreso debería establecer financiamiento sostenible para programas estatales y trabajar para minimizar la intrusión federal, maximizando así la flexibilidad. Es a través de estos esfuerzos combinados que los Fondos Fiduciarios de Vivienda continúan contribuyendo positivamente a la vivienda asequible, sirviendo como ayuda crucial en la lucha contra la crisis de vivienda asequible.

El éxito de los Fondos Fiduciarios de Vivienda en la construcción y renovación de viviendas para personas y familias de bajos ingresos destaca su importancia para abordar la falta de vivienda. Más allá de simples cifras, los Fondos Fiduciarios de Vivienda contribuyen a la estabilidad y el bienestar de las comunidades, brindando a las personas la oportunidad de reconstruir sus vidas y participar plenamente en la sociedad. Además, sirven como una herramienta fundamental para abordar el problema más amplio de la desigualdad de ingresos al ofrecer opciones de vivienda asequible.

En conclusión, los Fondos Fiduciarios de Vivienda (HTFs) desempeñan un papel fundamental en mejorar la asequibilidad de la vivienda. Ya sea a nivel local, de condado o estatal, estos fondos brindan apoyo financiero para mitigar los desafíos asociados con la construcción y el mantenimiento de viviendas asequibles. Si bien las estrategias empleadas pueden variar, su objetivo colectivo sigue siendo el mismo: ayudar a personas y familias de bajos ingresos y extremadamente bajos ingresos. A medida que avanzamos, el apoyo continuo y la evolución de los Fondos Fiduciarios de Vivienda seguirán siendo actores clave para garantizar la accesibilidad de viviendas asequibles para todos.


  • Comparte este artículo
Laura Sanchez
Laura Sanchez
Autor

Laura Sánchez, una autoridad experimentada en el trading de Forex y análisis técnico, aporta más de 15 años de experiencia a Investora. Conocida por su capacidad para desmenuzar y explicar estrategias complejas, los artículos de Laura ofrecen a los lectores ideas que han sido moldeadas por años de experiencia real en el trading. Fuera de los gráficos, Laura es una entusiasta del fitness comprometida, utilizando la disciplina y la resistencia mental de sus entrenamientos para informar sus estrategias de trading.


Descubre artículos relacionados